Miércoles, 18 Julio 2018

Cultura

Cultura

Brane Mozetič: “El hombre en su intimidad o en su sexualidad no es libre en absoluto”

Posted On Domingo, 21 Enero 2018 20:10 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Brene2

Entrevista publicada en TodoLiteratura

El autor esloveno acaba de publicar su poemario "Esbozos inacabados de una revolución", un libro en el que muestra las huellas que la guerra y la política dejan en lo más íntimo, así como su compromiso con la libertad.

El nuevo poemario de Brane Mozetič ha sido publicado por la editorial canaria Baile del Sol

"Esbozos inacabados de una revolución" es un poemario en el que lo íntimo se convierte en público y viceversa, ¿de qué manera se sitúa ante ambas esferas?

Como he traducido los tres tomos de La historia de la sexualidad de Michel Foucault, soy muy consciente de que el ámbito de la intimidad o, más exactamente, de la vida sexual de un ser humano en absoluto es un asunto privado, sino que, desde siempre y todavía hoy, ha estado sujeto a una estrecha vigilancia de las autoridades, tanto de las autoridades laicas como de las eclesiásticas. Todas las religiones decretan con precisión las prácticas sexuales, cuáles están permitidas, a quién y cuándo, hasta qué punto, lo que está prohibido y castigado. De manera similar, las autoridades laicas llevan desde antaño aprobando leyes que regulan el área de la sexualidad humana. Este ha sido siempre también un tema muy tratado por el arte, que desafiaba los límites de la libertad de expresión. Y sigue siendo así: el hombre en su intimidad o en su sexualidad no es libre en absoluto, sino que su comportamiento está determinado por las leyes, por la moral, por la tradición y por la cultura. Hablar de la intimidad siempre es un acto político que es necesariamente público. Como en mis poemas hablo mucho de la intimidad, ya me meto con los mencionados leyes, moral, tradición y cultura.

Hace poco un poeta comentaba que, mientras leía en público, alguien le gritó: ¡Eso no es poesía, eso es política! ¿"Esbozos inacabados de una revolución" es un poemario político?, ¿es poesía, es política, o ambas cosas?

Toda mi literatura es, de alguna forma, comprometida. Esta colección incluso un poco más porque no habla solo de la libertad sexual, sino también de cuestiones sociales y políticas. Como no vivo en un mundo tranquilo y estable, sino en una época muy turbulenta, con muchas guerras y con mucha gente pasando miserias, no puedo escribir la llamada poesía pura – tampoco la lírica, sino que mis poemas se mezclan con la expresión prosada, con el compromiso, también con la política.

Usted explica también en un poema que en un recital le acusaron de poner demasiado énfasis en su condición sexual, ¿cree que ha cambiado algo la mirada del público lector y oyente, o ese aspecto continúa incomodando?

Cuando hablas de tu propia orientación sexual que es diferente de la mayoritaria, estás siempre expuesto y te encuentras en una posición vulnerable, tus límites están determinados por esa mayoría. Es la que decide también hasta qué punto te lo permitirá. Si dejamos la historia, las quemas y los campos de concentración para centrarnos en el mundo actual, los límites de tu orientación sexual diferente dependen también de la sociedad en la que vives. En Eslovenia, mis poemas, sin duda, siguen incomodando, en los países sudamericanos los consideran acto de valentía, en otros países son censurados o absolutamente imposibles. En Argelia, por ejemplo, se podían recitar al mismo público las traducciones francesas de mis poemas homoeróticos, pero no las árabes, aunque el público comprendía las dos lenguas. Son cuestiones interesantes de la tradición, de la cultura y, por supuesto, del poder de la autoridad, que decide también sobre la poesía. Varias veces he sido víctima de agresiones verbales y también físicas por mi orientación sexual, y me parece muy necesario hablar sobre ello.

Cuando hablas de tu propia orientación sexual que es diferente de la mayoritaria, estás siempre expuesto y te encuentras en una posición vulnerable

La libertad es otra de sus preocupaciones en este libro, ¿considera que existe en estos momentos algún resquicio para esa libertad?

El campo de la libertad se abre normalmente después de mayores acontecimientos históricos, por ejemplo después de las revoluciones. Así, al menos en el Occidente se abrió después de la Segunda Guerra y culminó en la época de motines estudiantiles y de la revolución sexual. Después, las autoridades metieron la libertad en los moldes y recortaron todo lo que sobrepasaba esos moldes. Por lo menos en Europa tenemos hoy más derechos, pero hay menos espacio para la libertad, todos los días, a cada paso tropezamos con las regulaciones impuestas por el poder. De ninguna forma vivimos en una sociedad iluminada, llena de optimismo y felicidad, sino que estamos preocupados, reservados, a veces también asustados... y, en general, impotentes ante el sistema construido por el poder.

"Siempre estamos en el brete de los acontecimientos provocados por los políticos que elegimos nosotros mismos"
En este libro describe algunas escenas, como en el poema que comienza con “Mi tío Slavko”, que nos acercan a acontecimientos históricos a través de lo que le pasa a las personas en su vida diaria, ¿es quizá este el modo más realista de contarlos?

A lo largo del libro aparecen acontecimientos históricos muy concretos que se mezclan con reacciones individuales y personales y también íntimas a esos acontecimientos. El hombre y su mundo personal están sujetos, pues, a lo que sucede en la historia, y, por ello, todo esto se entrelaza en los poemas. Quería mostrar que la historia se repite, que siempre estamos en el brete de los acontecimientos provocados por los políticos que elegimos nosotros mismos. Es un círculo vicioso y, al mismo tiempo, lo trágico de nuestras vidas.

¿Qué tiene de revolucionario el amor?, ¿y la pasión?, ¿y el sexo?

Si un hombre fuera libre en el amor, en la pasión y en el sexo, eso no sería un asunto nada revolucionario. Pero como, de hecho, no lo es, choca siempre contra las limitaciones y reglas que acabo de mencionar. En general a una persona se la educa ya en su infancia y a través del sistema escolar, inculcándole una gran cantidad de reglas y también frustraciones. En su amor, su pasión y su sexualidad es revolucionaria siempre cuando excede los límites, las reglas, los modelos que ha adquirido y que la rodean. Una persona del mundo occidental se encuentra en una situación completamente diferente que una persona del mundo árabe o de los países del lejano oriente. Las cosas nos son tan inocentes en absoluto, pues en todo el mundo te pueden, por el amor, por la pasión o por el sexo, perseguir, encarcelar, excluir, desheredar, odiar, y también ejecutar. De modo que la mayoría cede ante el mundo circundante y no es nada revolucionaria. Y, además, hay que añadir que ya la relación misma de amor, de pasión o de sexo es una relación de autoridad, de poder, de poseer. Todas estas fuerzas se desencadenan ya en una relación íntima entre dos seres, una especie de guerra se libra ya en una pareja – y lo sabemos muy bien todos, por nuestra propia experiencia.

¿Hacia dónde mira cuando escribe un poema?

Mis poemas están hechos de escenas, a veces son como cuentos muy cortos. Las saco de mi memoria y de la memoria del mundo en el que vivo. Miro una escena que, después, se desarrolla a través de las palabras.

¿La exposición propia es una forma de honestidad?

Podríamos llamarla también honestidad. De todas formas, es algo subjetivo porque se trata de mi visión de mi propio mundo y del mundo que me rodea.

Ha habido momentos en la historia de la literatura en los que se pensaba que el objetivo fundamental de la poesía era mostrar la belleza. ¿Tiene la poesía algún objetivo, desde su punto de vista?, ¿qué tiene que mostrar?

La poesía es tan variada que también tiene objetivos muy diferentes. Para algunos tiene que exaltar el heroísmo, para otros el pacifismo, para algunos la creencia en dios, para otros los sentimientos de amor, la belleza de la naturaleza, etc. Para mí es un espacio de libertad y creación en el que me expreso a mí mismo y a mi mundo. Con mi compromiso, por supuesto, trato de mover los límites de los demás; o, solo, trato de encantar a los demás con mis imágenes, ofrecerles una especie de placer estético.

¿Diría que la poesía es necesaria en el mundo en el que vivimos?, ¿para qué?, ¿por qué?

Para nosotros que la escribimos es muy necesaria. Y también para los que la leen. Las dos partes a lo mejor vivimos en ella un mundo diferente que no podemos vivir en la vida real. Y hay muchos que no pueden hacerlo o, incluso, cada vez más.

¿A quién recomendaría leer Esbozos inacabados de una revolución?

Creo que a cualquiera. Porque la rebeldía o lo revolucionario forma parte de la naturaleza humana. Todos lo hemos experimentado alguna vez. Leyendo estos poemas, uno puede revivir sus recuerdos o encontrar paralelos a sus sentimientos de rebeldía en el tiempo presente.

SFbBox by casino froutakia

 

logo intechos

El-Mundo-Financieero-Logo

  Logo Imprenta-Corporanza

Guia-del-Autnomo3

autonomofacil5

De-Logica

Banner JungProyect22

logo ender

niusleter-320-2

El Tiempo

Soleado

33°C

Madrid

Soleado
Humidity: 19%
Wind: WSW at 22.53 km/h
Thursday
Soleado
21°C / 32°C
Friday
Soleado
16°C / 31°C
Saturday
Soleado
17°C / 31°C
Sunday
Soleado
17°C / 33°C